STANLEY KUBRICK

 “Creo más en captar la acción espontánea que en la representación cuidadosa de una imagen, es el más válido y expresivo uso de la fotografía” – Stanley Kubrick –

 Porque nos gustan las transformaciones y las metamorfosis en la vida, porque el camino se hace andando y así, aun estando siempre en el mismo espacio, uno puede ser nómada de sus emociones, para esta entrada de “Laredo Photo Art” nos hemos decantado por un autor que cumpliera con esos requisitos. Primero fotógrafo y luego cineasta, pero siempre observador de la acción espontánea, del simbolismo y de la metáfora visual presente en la calle. 


Stanley Kubrick, nació en New York el 26 de julio de 1928 en el seno de una familia judía y desde joven se mostró especialmente interesado en tres actividades que más tarde serian la piedra angular sobre la que apoyó su carrera de cineasta: Música, ajedrez y fotografía. Falleciendo en 7 de marzo de 1999 en el Reino Unido. 

Por todos es conocida su faceta como director de cine en donde nos deleitó con grandes obras de arte como ‘2001 – Una odisea en el espacio’, ‘El resplandor’, ‘La naranja mecánica’, etc… pero aquí hemos venido hablar de fotografía y es que Stanley Kubrick antes que cineasta fue fotógrafo y en su carrera siempre fiel al lema “Para hacer cine no hay que saber de cine, sino de composición fotográfica”


Stanley Kubrick descubrió la fotografía en su etapa escolar cuando el día de su 13 cumpleaños le regalaron un cámara ‘Leica III’. Así se adentró en este mundo de la imagen y comenzó a colaborar con el periódico de su colegio y este fue el hecho que hizo que con tan solo 16 años en él se fijara la revista ‘The Look Magazine’ en donde se le publicaron más de 1.000 fotografías entre los años 1945 y 1951 las cuales ilustraban la sociedad norteamericana de aquel entonces expresada con una gran naturalidad fruto de las exigencias establecidas por el medio gráfico en el que trabajaba y en donde, a baja velocidad de obturación, se podía apreciar el caos y lo frenético de la ciudad de New York. 


También en este periodo de tiempo realizó uno de sus trabajos más populares fotografiando el Metro de la ciudad para representar a los transeúntes de una forma auténtica, captando las reacciones, detalles y emociones que los definían como personas. 
Menos conocida, pero igualmente impresionante fue su trabajo fotográfico en el mundo del circo, acompañando en el año 1948 al circo “Ringling Bros. and Barnum & Bailey Circus.” 


El Stanley Kubrick fotógrafo se rigió siempre por los siguientes principios: 

  • Gran defensor de la perfecta estabilidad que otorga la simetría.

  • Obsesiva perfección visual.

  • Se preocupaba de buscar perspectivas originales, poco vistas.

  • Prestaba especial atención a los puntos de fuga para aportar profundidad a los planos.

  • A menudo utilizaba simbolismos y metáforas para describir las escenas que imaginaba.

  • Cuenta historias utilizando el contexto como valor expresivo. 

Y así fue hasta que en 1953 decidió adentrarse en la imagen en movimiento y optar por utilizar otro instrumento que registrase 24 imágenes por segundo, ósea, el cinematógrafo, pero esto ya se convirtió en otra historia… 
Y siguiendo con la historia que a nosotros nos interesa y acontece, sin menos preciar la del gran Director de Cine, hoy podemos disfrutar del Stanley Kubrick fotógrafo gracias a que la revista ‘The Look Magazine’ en algún momento de su existencia donó la mayoría del legado fotográfico de este joven creativo y apasionado de la imagen al Museo de la Ciudad de New York y que sin movernos de nuestro asiento podemos visionar desde el enlace que al citado museo les dejo
AQUÍ

Créditos:

Crédito de las fotografías: “Museo de la ciudad de New York”. 
Crédito del video: YOUTUBE, Usuario “MrAnatoly61”